Eligiendo detalles de boda

No sé si estaréis de acuerdo conmigo o no, pero una de las decisiones habituales más difíciles de tomar es qué regalarle a un ser querido. Ahora, imagina que tienes que hacer lo mismo pero con más de diez personas.

Sólo pensarlo te da escalofríos, ¿verdad?

Pues prepárate, porque cuando estás comprando detalles de boda para tus invitados es exactamente lo que estás haciendo. Como si planear una boda no fuera lo suficientemente lioso, tus detalles de boda necesitan dar en el clavo; si no, te acabarás preocupando de que tus invitados se sientan un poquito decepcionados.

Personalizando regalos para un grupo pequeño

¿Qué pasos seguir para encontrar los detalles de boda adecuados? Lo primero que tienes que recordar es que no tienen por qué ser todos los mismos. Por supuesto, encontrar regalos de boda personalizados es más fácil cuando estás preparando una ceremonia pequeña, así que si planeas tener más de treinta invitados esto no es lo ideal. Sin embargo, si planeas invitar a unos cuantos invitados muy selectos, es fácil comprar el regalo adecuado para cada invitado.

Con la idea de tener todo bajo control y asegurarte de que ningún invitado se sienta despreciado, pon una cifra adecuada para cada compra. Con menos de diez euros por cabeza tendrás suficiente.

Planeando una boda a lo grande

Si estás preparando una boda más a lo grande, quizás estés buscando un regalo tipo que pueda servir para todos los invitados. Si lo haces así, puedes comprar en cantidad, ahorrando mucho en el proceso. Tienes dos opciones:

Mezclando detallitos

Podrías elegir un tipo de regalo con ‘variaciones’ que puedas comprar. Así podrías comprar cien regalos individuales que serían variaciones del mismo. Por ejemplo, tenemos una gama impresionante de botellas de licor en miniatura. Si eliges una docena diferentes, podrías ponerlos en cada mesa y darle a tus invitados la opción de intercambiar si no les gusta el suyo.

Regalos sentimentales

También puedes pensar en un regalo con valor sentimental. Puede ser de cualquier tipo: un llavero con tu foto de compromiso o una cucharita de plata con tu fecha grabada.

Sea lo que sea lo que elijas, tus invitados lo adorarán. Y no porque los hayas elegido para ellos, sino porque los has elegido tú.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *